jueves, 30 de abril de 2020

EL POZO DE ZOHASSADAR 411

Y completamos el mes dedicado a la filmografía de Amando De Ossorio con la última entrega de los templarios ciegos, con un guión que une la imaginería sacrílega de los caballeros orientales con elementos del universo literario lovecraftiano, considerando ciertas semejanzas entre la efigie que veneraban los templarios con el dios Tsathoggua de los mitos de Cthulhu creada por Clark Ashton Smith, nuevamente la historia parte con un flashback de un ritual templario en el que se sacrifica a una mujer (de generoso escote) en honor a una deidad, bebiendo su sangre y dejando sus restos para los cangrejos, volviendo a la actualidad, el doctor Stein, vaya nombre, es comisionado a un aislado pueblo pesquero, donde los lugareños lo reciben con hostilidad y el anciano médico a quien reemplazará le advierte que se marche en cuanto pueda, las cosas se tornan más extrañas cuando una muchacha acude a su casa buscando auxilio, sin embargo, los pobladores se la llevan y más tarde, en la noche, una espeluznante procesión dirige a la misma joven hacia un lugar en la playa donde la encadenan, al día siguiente no se vuelve a saber de la joven, Stein y su esposa deciden investigar que fue lo que sucedió encontrando una respuesta que jamás debieron buscar:

LA NOCHE DE LAS GAVIOTAS (1975)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario